Tortilla de patatas

Tortilla de patatas, uno de los clásicos de la cultura gastronómica de España. Aparentemente, una receta sencilla de hacer, salvo por tener que dar la vuelta a la tortilla.

Cuando Azahara tenía 17-18 años, hizo su primera tortilla acompañada de su amigo Vivi. La tortilla quedó bastante bien para ser la primera, o al menos así lo recordamos.

La segunda tortilla de patatas, fue elaborada un año y medio después, cuando Azahara trataba de impresionar a Nacho con sus grandes dotes culinarias. La tortilla quedó espectacular, en su punto, buenísima, deliciosa.
Desde entonces, esa fue LA TORTILLA de referencia para las posteriores tortillas de patatas.

En  diciembre de 2010, Azahara y Nacho se fueron a vivir juntos.
Un día cualquiera, se les ocurrió comer una tortilla de patatas, así que, muy motivada, Azahara se puso manos a la obra: pelar, cortar y freír las patatas y la cebolla, batir los huevos, blablabla, y…a la sartén.
Todo estaba saliendo a la perfección hasta que llegó el momento más temido: dar la vuelta a la tortilla.
Colocó un plato encima de la sartén y…

¡Una, dos y tres!

Booom! Crash! Puff! 

onomatopeyas

Toma ya, pedazo “Azaritada…”

Algo se interpuso en el camino. La sartén chocó contra el armario y gran cantidad de mejunje de tortilla se derramó por toooooodas partes.
Menos mal que Azahara tenía reservado más mejunje, por si las “flies”, y volvió a repetir la jugada pensando en el dichoso armario.

Azahara hizo más tortillas, muchas más: unas más cuajadas, otras menos, otras con poca patata, otras con mucha, pero sobre todo, ¡SOSAS!

En EE.UU, ya ha hecho dos y, la experiencia tampoco tiene desperdicio.
La primera se derramó por utilizar un plato más pesado y cóncavo de lo normal. Pudo salvar una pequeña parte y ¡ñam ñam…otra tortilla SOSA.
La segunda, salada como el agua del Mar Muerto. En serio, tan salada, que uno podría flotar en ella.

¡Para todo lo demás, Mastercard! Como la que tenemos aquí, en este país donde el dinero es de plástico. Todo, absolutamente todo, se puede pagar con tarjeta. ¡Ah, no! Todo no, perdonad…olvidaba que los peajes hay que pagarlos con billetitos y monedas.

Ayer, fue un día de darle vida al coche. Fuimos a Berkeley a hacer un recado y al aeropuerto a recoger a un amigo.

IMG_3157 IMG_3159
Fotos de Claremont Hotel

IMG_3161 IMG_3162

Para ir al aeropuerto, teníamos que atravesar el Puente de la Bahía, el cual ya habíamos pasado en otra ocasión en sentido contrario.

Puente que comunica San Francisco con Oakland

Puente que comunica San Francisco con Oakland

Íbamos tranquilos, escuchando música y con un gran chute de paciencia en el cuerpo para enfrentarnos al atasco. A lo lejos, vimos lo que parecía ser un peaje y, según nos íbamos acercando, letreros luminosos con la palabra “cash”.

– Eh…no tengo dinero suelto.
– Yo tampoco.
– Lo mismo sólo anuncian la caja.
– Sí, lo mismo es eso….

Llegamos hasta la caja y Nacho da la tarjeta.

-Only cash- dice una voz monótona.

Nacho cuenta los billetes que tiene.

– No tenemos “cash” ¿qué podemos hacer? -dice Nacho en inglés dirigiéndose al señor.

Azahara le da a Nacho un billete de 5 euros.

– Lo único que tenemos es un billete de 5 euros -prosigue Nacho.

– Only cash -repite el hombre- Wait a moment.
Hace ademán de mirar cosas en su habitáculo y vuelve hacia nosotros soltándonos un rollo en inglés.

– Aguachi guachi gugu guachi… “mill”.

– Mill? -pregunta Nacho.

-Yes, “mill”.

Nacho, no sabe lo que está diciendo, no entiende nada, así que le pide por favor que deletree la palabra “mill”.

– Em, ei, ei…-hace una pausa sin terminar de deletrear- aguachi aguachi.

-¿Eh?

– Em, ei,… – vuelve a insistir sin terminar de deletrear y, enfadado, nos da un papel amarillo.

IMG_3198

En definitiva, nunca sabremos lo que quería decirnos, pero hemos escarmentado.

Cruzamos el puente dando las buenas noches a San Francisco y continuamos hacia el aeropuerto.

IMG_3176

Good night San Francisco

Recogimos y llevamos a nuestro amigos hasta su hotel y, al llegar a casa, Nacho hizo la 5ª entrevista para no sé qué empresa.
Cruzamos los dedos para recibir noticias cuanto antes, porque (¡madre mía!) si no hacen 800 entrevistas, no se quedan a gusto.

Happy Tuesday!

 

4 comentarios en “Tortilla de patatas

  1. May Gómez dijo:

    Nada, ovejamariana, está visto que ésta Azahara no te da buena tortilla española en Estados Unidos, cuando vuelvas a casa por Navidad como el Almendro, prometo hacerte una de las mias, que no es ni mejor, ni peor; y también es variable en su punto de sal o de cebolla. Las tengo modalidad mazacote y alta alta, que tu, ovejamariana , con tu tamaño,tendrías que escalar con cuerdas; , y también las tengo suaves y ligeras, pequeñitas tamaño plato de postre o grandotas como bajo plato. Y es que en esto de las tortillas de patatas hay un sinfín de tipos.
    Si viene el tío Jose, por supuesto su buena tortilla de patatas no puede faltar, no es exigente pero siempre le echo cariño para que note ese algo especial, hecha en exclusiva para él.
    Zoa, se derrite por la tortilla no muy alta y jugosita con una buena dosis de cebolla invisible.
    Y así cada uno tiene su gusto, y dar gusto a todos todos los días tiene su mérito, yo a veces acierto.

    Que Azahara no desista, la próxima saldrá mejor.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s