¿El Oeste americano?

¡Hola, hola! ¡Cuánto tiempo!
Muchos pensabais que os había abandonado, pero no, sólo necesitaba unos días para organizar las fotos de las minivacaciones. También he de reconocer que la vuelta a la rutina se ha hecho un poco cuesta arriba y me he tomado unos días más (jiji).

Mientras vosotros volvíais a la rutina, nosotros volvimos a visitar lugares que ya visitamos hace 3 años, sólo que esta vez acompañados de la madre y tías de Nacho.
Como hace 3 años, estuve metida dentro de una maleta, tan sólo vi oscuridad; pero en esta ocasión, pude ver la luz; y, aunque no salgo en la mayoría de las fotos (estaba vergonzosa), os puedo asegurar que estuve allí.
IMG_4902

La primera visita, fue a prisión de Alcatraz. Esta visita fue nueva para ellos, pues hace 3 años, se quedaron con las ganas de conocer la isla.

P1030586_1
Cuando pisas la primera sala de la cárcel,  el cuerpo experimenta una sensación de agobio. Realmente, piensas que tienes que dejar todas tus pertenencias, ducharte, ponerte el uniforme de la cárcel y entrar a vivir en ese frío lugar.
P1030547_1Al observar las celdas, te haces a la idea de cuáles eran las condiciones en las que vivían los presos.
P1030552_1Menos mal que aquí no nos íbamos a alojar, ni siquiera una noche…

Unos días más tardes, pusimos rumbo a Los Ángeles, pero para que el camino no se hiciera tan largo, pasamos una noche en Santa Bárbara. Una ciudad costera con una calle principal con bastante encanto.
Aunque sólo centramos la visita en la parte del Pier, durante el trayecto nos sorprendió ver casas con tejas, algo bastante poco común aquí. Por un momento, entre el lujo y ese pequeño estilo mediterráneo, pareció que nos habíamos transportado hasta Marbella.P1030672_1 P1030678_1

Tras alojarnos en  Montecito Inn, un hotel bastante bonito, y sorprendemos con la Suite que no habíamos pedido, pero que habían elegido para nosotros, pusimos rumbo a Los Ángeles.

Tardamos en llegar. En este país hay tantos coches que es imposible salir sin toparse con un atasco.
Justo llegamos para hacer el check in en el siguiente alojamiento: Hollywood Hills Suite. El apartamento no estaba mal, pero por la noche, la madre de Nacho tuvo fiesta con unas invitadas indeseadas: ¡CUCARACHAS! ¡Puaj!
Realmente, lo mejor era la ubicación, pues estaba a tiro de piedra del famoso paseo de las estrellas: Hollywood Boulevard.P1030888_1 Echamos un vistazo a la calle, y nos subimos a un Tour para ver Beverly Hills y las casas de los famosos.P1030743_1P1030824_1

Al regresar, vimos las manos y los pies de algunos famosos en el Teatro Chino y subimos las escaleras del Teatro Dolby.

will smith

Al día siguiente, por la mañana, fuimos a los Estudios de La Universal para ver los plató de algunas películas y series.

P1040075_1 P1040095_1
P1040081_1Por la tarde, nos acercamos al mirador de Griffith Observatory y aquí acabó nuestra visita a L.A.P1040160

Tras un atasco de 2 horas, conseguimos salir de Los Ángeles para coger carretera hacia Las Vegas. On the road again. 

Llegamos reventados. Tan reventados que cenamos, vimos lo que teníamos alrededor y nos metimos en la cama.P1040204_1
Como la anterior vez, Azahara y Nacho se alojaron en el hotel Excalibur y no tuvieron muy buena experiencia, decidieron que esta vez, se iban por todo lo grande y se alojaron en el hotel Bellagio.
P1040267_1
Como experiencia, no está mal, pero el gran lujo que prometía no resultó ser el esperado. Sábanas con agujeros de cigarillos, frigorífico roto, …Eso sí, las vistas desde la habitación, eran espectaculares.
Tras cargar las pilas después de un largo sueño, desayunamos y caminamos hasta llegar al Hotel Venetian.
No sé si lo sabéis, pero la ciudad favorita de Azahara es Venecia y era imprescindible para ella visitarlo; pues aunque haya imitaciones de la ciudad le da igual, tiene que verlas.
La primera sensación fue increíble. De pronto, giras la esquina y te encuentras el Campanario de San Marcos, el Palacio Ducal y el Puente Rialto, ¡espectacular! Reproducidos casi al milímetro pero más pequeñitos.P1040359_1
Entramos en el hotel, y la sensación fue aún mejor. El techo imita al cielo y mientras caminas, parece que las nubes se mueven contigo. La imitación de los edificios es casi perfecta, sólo que estos edificios están más limpios je, je.  Pero, vayas por donde vayas, sientes un poco de Venecia.
P1040387_1 P1040393_1Después comer, y asarnos como pollos, nos fuimos a la otra punta de la calle de los hoteles de Las Vegas, a casino MGM. Habían recomendado a la tía de Nacho la visita a ese casino, pero tras haber visto el hotel anterior, nada nos sorprendía.
Como las chicas estaban cansadas, se quedaron descansado y nosotros nos fuimos al parking del Bellagio a por el coche y seguir la ruta hacia el Gran Cañón.

Hicimos una pequeña parada en la impresionante presa Hover.
P1040432_1

De repente, Azahara se llevó las manos a la cabeza:

-Nacho, ¿has cogido el cargador de la cámara y la batería?
– No, o sí, no sé. Lo mismo está en la mochila.

No estaba en la mochila, ¡se había quedado en el hotel enchufado!

Azahara llamó al hotel, pero no habían encontrado nada aún, así que esperó al día siguiente para llamar.

Hicimos una pequeña parada para cenar. Todos a excepción de Azahara, tomaron un perrito caliente.

Cuatro horas después, llegamos al destino, a Tusayan. Nos alojamos en The Grand Hotel.
Los cinco llegamos muy cansados y, al ver la habitación, ¡no habían cama supletoria! Azahara fue a la recepción a solicitar una y, afortunadamente, les quedaba una, ¡uff!
Dormimos del tirón hasta que las salchichas de la cena despertaron a algunos. No podía ser, ¡les había sentado mal!
¡Qué preocupación! Porque el médico más cercano se encontraba a hora y media en sentido contrario. Menos mal que, más o menos pronto se recuperaron, y pudimos ir a ver el Gran Cañón.P1040470_1
Tras hacer muchas fotos, volvimos al coche: rumbo a Henderson. Henderson es una ciudad situada a unos kilómetros de Las Vegas con muchos complejos vacacionales. Allí, nos alojamos en Aston MonteLago Village Resort Lake.
El complejo imitaba a una ciudad europea, con su plaza y sus restaurantes, su imitación del Puente Vecchio (Florencia); el ambiente musical y de afluencia de gente relajada, invitaba a vacaciones; el apartamento para cinco persona era grande y cómodo; era todo tan ideal…

IMG_4339 IMG_4331
-Nacho- le dice Azahara- creo que me quiero quedar aquí. No quiero ir a Yosemite.
– Justo estaba pensando lo mismo, ¿lo proponemos?
– Vale, ¿ya?
– No, vamos a esperar a la cena.
En la cena, propusieron el plan y, finalmente, la decisión fue no visitar Yosemite y acabar las vacaciones ahí.  Volvieron a casa.

The End

 

Un comentario en “¿El Oeste americano?

  1. May Gómez dijo:

    Hola Ovejamariana, echaba mucho de menos tus crónicas, aunque sabía que llegarían tras las vacaciones.
    Parece que habéis tenido un buen verano, y aunque las experiencias del mini viaje no las describes con mucho detalle, sé que ha sido otro bonito viaje con muchas anécdotas, además de los lugares singulares que describes. Claro, tal vez tu no hayas vivido todo intensamente, porque con tanto coche imagino que darías cabezazos y ronquidos y habrás perdido parte de la crónica entre sueños de verdes pastos. En cualquier caso, me encanta tu crónica y más, que hayáis pasado un buen verano con el broche de oro de la visita de la mamá y tías de Nacho.
    La mamá de Nacho estuvo aquí después y nos contó su experiencia ante la belleza del Gran Cañón, la ilusión de visitar Las Vegas, ….y sobretodo la emoción de estar allí con vosotros. Desde aquí os seguimos con entusiasmo e ilusión cada día.
    Tu rebaño sigue bien, a veces entretenido en juegos con las niñas, a tu mamá oveja le encanta que subamos a jugar con las peques, la que más viene es Sarah porque está muy cerquita, pero este verano hemos tenido mucha suerte porque estuvieron las personas pequeñas unos maravillosos días aquí y jugaron mucho, todas las ovejitas de tu rebaño balaban divertidas con las ocurrencias y risas. También lo pasan bien, aunque ellas no hacen crónicas todavía, pero ya lo digo yo por ellas, para que tu también sepas de su vida por aquí.
    Ya estoy ansiosa por tener ante mis ojos tu próximo escrito, espero que no tarde mucho. También dile a Azahara que escriba algo en marianualidades que seguro que algo se traerá entre manos o tendrá algún proyecto ¿o no?. En cualquier caso, también nos gusta leer sus azañas.

    Os envio mi beso enorme.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s