Obsesión por coser

La semana pasada, la máquina de coser echaba humo (no en sentido literal). Sentía la necesidad de coser  y acabar con algunas de las telas que compré el verano pasado para hacer mis propios vestidos.

Como sólo me quedaban pequeños retales de tela, vi la excusa perfecta: ropa veraniega para Violeta, a juego con la mía (jiji).

Empecé con una tela color pistacho con puntitos blancos y
el resultado fue esta camisa y estos pololos:DSC00094_1.jpg

Como de esta tela, aún no había hecho nada para mí, al terminar, hice una camisa a imagen y semejanza:

FullSizeRender.jpg

Continué con una de mis telas de flores favoritas, una tela muy campestre para un vestido campestre:
DSC00099_1.jpg

No tengo fotos del vestido que me hice el verano pasado con esta tela y, ahora está tan guardado en la maleta de ropa de verano que…¡buff! Se me hace un poco imposible enseñároslo.
No obstante, tengo esta foto de cuando lo estaba confeccionando:

11265102_10153361788628834_7684595729235990553_n-1.jpg

Os lo enseñaré cuando llegue el buen tiempo

Por último, utilicé una tela azul de cuadros, estilo mantel de picnic, muy fresquita y ligera. Aproveché unas puntillas que tenía por ahí para hacer los tirantes. Este fue el resultado: DSC00102_1.jpg

Seguro que os suena, pues la he utilizado en varias ocasiones y, hasta La Oveja Mariana tiene su vestido.

P1030280.jpg

Si quieres ver más fotos de este vestido, pulsa aquí.

Parece que, por el momento, mi obsesión por coser ha pasado. Quizá, como la casa suele estar en orden, el famoso síndrome del nido encontró su hueco en la costura… quién sabe.

DSC00104_1.jpg

Ya estamos en la semana 37, ¡vamos a por la 38!

2016_03_21.jpg

¡Feliz martes!

5 comentarios en “Obsesión por coser

  1. Anónimo dijo:

    ¡Vaya producción! pareces una fábrica textil. Es todo super chulo y parece super cómodo. Si te sobra algún retalillo y un poco de tiempo haz algo para las abuelas de Violeta, jajajaja, y así vamos todas iguales. Besos

    Le gusta a 1 persona

  2. Anónimo dijo:

    Ahora que observo una vez mas tu comportamiento “costurobsesivo” durante el embarazo, me recuerdas a mi en el embarazo de tu hermana.
    Con tus muñecos aprendí a confeccionar faldones para cunas y moisés, saquitos de bebé, colchas, colchones, chichoneras, sábanas…. . Con tu afán por tus muñequitos y tus juegos de imitación de mamá, me enseñaste a comprar puntillas y entredós, a elegir telas, a rellenar saquitos, a cortar y a coser ropitas pequeñas. Asi que cuando de nuevo me quedé embarazada todo mi aprendizaje en pequeño lo puse en práctica a lo grande.
    Disfruté mucho cosiendo los faldones del moisés y adaptando la espuma, la tela, las puntillas, los lazos, el dosel, la colchita… ¡me gustó! y entonces me puse con la cuna. Me quedó también dulce y preciosa. Asi que cuando la niña pasó de la cuna a la cama, la hice también su colcha, y viendo que todo me gustaba completé el equipo con las preciosas cortinas, visillos y bandó.
    ¿Y la niña no me ha salido costurera? no me lo explico. jajajaja
    ¿Y Violeta? ¿Le gustará hacer ropitas para sus muñecos? habrá que esperar

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s