De nuevo en Shoreline Park

¡Hola, hola!
Tras unos meses, hemos vuelto a uno de nuestros sitios favoritos: Shoreline Park. No sé si os lo he contado, pero muy cerca de allí, se encuentran las oficinas de Google.
DSC_0005.JPG
La última vez que Azahara y Nacho fueron a pasear por el parque, fue en la semana 32 de embarazo, aprovecharon para hacerse una sesión de embarazo.DSC_0125.jpg
Azahara volvió a visitar el parque con sus padres dos días antes de que naciera Violeta.

Yo, Oveja Mariana, llevaba tiempo sin ir. Estos chicos me dejaban en casa haciendo de oveja guardiana…
El caso es que me llevaron con ellos y con la nueva integrante de la familia y disfrutamos un montón.
IMG_5294 (1).jpg
Como les gusta mucho hacer fotos, llevaron la cámara y el trípode y aprovecharon para sacarse algunas fotitos de familia.DSC01517_2DSC01513_2
Como podéis observar, el calor ya ha empezado y la hierba se ha secado, ¡no parece el mismo parque que fotografiaron en febrero!

¡Feliz martes!

2 comentarios en “De nuevo en Shoreline Park

  1. Anónimo dijo:

    Buenos días Ovejamariana, encantada de verte de nuevo en las fotos y comprobar que ya vuelves a disfrutar de los paseos con los chicos. Que no es lo mismo que te lo cuenten, que tu lo vivas.
    Nosotros estuvimos y lo vivimos. Nos contabais sobre los paisajes y nos mostrabais las fotos, videos, e incluso muchas veces os habíamos acompañado en vuestras salidas a través del ipad o móvil. Estar allí no tiene comparación.
    Destaco primero de nuestra reciente experiencia americana, poder abrazaros, tocaros. Aún llegamos a disfrutar de la barriguita en la que se alojaba Violeta. Pudimos tocar esa preciosa y mágica esfera y sentir los movimientos de la niña.
    Fue importante situaros en el mapa, importante estar en vuestra casa que tanto habíamos visto en imágenes. Todo me resultaba conocido, pero estar, sentarnos en el sillón con vosotros, compartir la mesa, los estupendos desayunos, levantarnos cada mañana y estar juntos….
    Y pasear, y ver…
    ¡Shoreline es un lugar tan agradable!. Entonces, el sendero estaba aún fresco y rodeado de primaverales flores, ¡qué bonitas! me recreaba en sus colores y las fotografiaba. Miraba hacia el mar que se corta en la otra orilla, el horizonte se rompe en el otro lado de la bahia. Una bahía grande y profunda. Intentaba atisbar los lugares que me describías, buscando San Francisco como si fuese Rodrigo de Triana divisando Tierra a la vista…Lo disfrutamos mucho. Si, era como si ya lo conociésemos, pero estuvimos descubriendo detalles. por ejemplo, los bancos donde nos sentamos tienen nombre y en su placa de homenaje tienen una sencilla dedicatoria. A la vuelta, había una ardilla gooorda, que entraba y salía de la madriguera entre descarada y tímida. Luego comprobé que las ardillas campean descarada y alegremente por toda la zona, que tímidas no son, aunque por sus movimientos las imaginemos miedosas y cautelosas.
    Shoreline cambia con los días, con las luces, con la noche, con las estaciones, cambia con quien lo recorres, cambia tu punto de vista,… Ahora, es otro bonito paseo para disfrutar con Violeta.
    Volveremos a pasear por Shoreline.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s