Guirnaldas con servilletas

¡Hola ovejitas!

¿Cómo estáis? Me parece increíble que ya estemos en octubre. ¡El tiempo vuela!

Hace dos semanas hicimos una pequeña fiesta sorpresa en casa. El color que predominó en la decoración fue el azul y el blanco y este fue el resultado:

DSC02436.jpg

DSC02439_1.jpgLa decoración la compré en una tienda de aquí, de USA, llamada Target. Como no encontré ninguna guirnalda de color azul, se me ocurrió que podía hacerla con servilletas. Este fue el resultado:DSC02453 2.jpg

¿Queréis hacer una? No os perdáis el sencillo tutorial que os muestro a continuación.

MATERIALES:

DSC02457.jpg

Tijeras, servilletas y cuerda

PASOS:
1. Hacer tiras en la servilleta con las tijeras. No debéis llegar a cortarlas del todo.
DSC02458.jpg

2. Abrir la servilleta y meter la cuerda entre medias.DSC02459.jpg

3. Cerrar la servilleta.DSC02461.jpgSi queréis asegurar la servilleta a la cuerda, podéis graparla o utlizar cinta de doble cara.

4. Repetir el paso 1,2 y 3 hasta completar la guirnalda.

¿Habéis visto qué sencillo? ¿Os animáis con esta manualidad? Con esta guirnalda, podréis personalizar cualquier fiesta.

¡Feliz martes!

 

 

Un comentario en “Guirnaldas con servilletas

  1. Anónimo dijo:

    Hola de nuevo Marianualidades, qué bonita casa, qué bonita decoración, qué buena idea, qué sencilla y qué a mano en cualquier casa.

    ¡Preparar una fiesta sorpresa! me encanta. Qué emocionante, sobretodo si la fiesta se hace en tu casa y el sorprendido/a no sale de ella, es decir que sale y entra cuando quiere. Entonces es cuando te sorprende con algo entre las manos y te pregunta inocente “- ¿Qué haces?”, – “nada, cosas mías”, respondes al más digno estilo Mary Poppins (“no acostumbro a dar explicaciones”). Te convences de que no ha dado cuenta de nada pero miras de reojillo y a la menor oportunidad vuelves a “lo tuyo” porque el tiempo apremia y los minutos cuentan si quieres tener todo preparado para su fiesta sorpresa, y quieres. Y quieren, porque hay otros muchos implicados, cada uno haciendo su sorprendente labor. Y luego “el gancho”, ese que se le lleva y que se le trae con excusas peregrinas.
    A veces la sorpresa requiere un gran despliegue de preparativos y decoración. La cabeza se te va por los senderos de la imaginación y derrochas ideas que plasmas de 100 formas diferentes, lo importante es darle al sorprendido/a su gran dosis de cariño. Otras veces la sorpresa no requiere una profusa decoración y la fiesta es un regalo, un detalle, un disfraz, o , por ejemplo, una superproducción cinematográfica. Y a veces es todo a la vez.
    Con una fiesta sorpresa disfrutan todos los que sorprenden y los sorprendidos.

    Bueno y esa bonita y decorada fiesta sorpresa que tu preparaste tenía un buen motivo, felicidades.
    Besos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s