DIY: Huella de bebé

¡Hola ovejitas!

Cuando Violeta nació, el propio hospital se encargó de tomar sus diminutas huella de los pies, plasmarla en un papel y dárnosla de recuerdo. Acabo de abrir la libreta del hospital y, al ver los pies tan pequeñitos que tenía, me he puesto un poco nostálgica, ¡eran tan pequeños!huella_violeta_1.jpg

Siempre quise plasmar su mano y, de hecho, quise hacer un DIY en el que haría yo misma la masa con harina, sal y agua, pero los días fueron pasando y acabé usando la sal extrafina que había comprado para hacer la manualidad, para cocinar.
Hace unos días, decidimos que ya había llegado el momento de plasmar su mano y compramos un pack de “arcilla” que incluía la masa (apta para bebés), el molde, el rodillo, una pajita y unos lazos. Esta opción me pareció mucho mejor que estar jugando a hacer “pan”.

No me enrollo más y os dejo con el vídeo de todo el proceso:

PD: Sí, soy un poco Flanders (como dice nuestro amigo Javi) y hablo en diminutivo. Y, sí, me invento palabras. Debe ser cosa de vivir en USA😅. Jejeje.

imgres

¡Feliz martes!

2 comentarios en “DIY: Huella de bebé

  1. Anónimo dijo:

    Hola. Un adorno decorativo para la habitación de Violeta muy bonito y adecuado y desde luego siempre será un bonito recuerdo. Me gusta mucho.
    El video ha quedado muy simpático con la participación activa de Violeta.(Ah, y estáis muy guapas)
    Todas estas actividades son muy bonitas, hace ilusión guardar recuerdos de la infancia de los hijos. Cuando lo estás viviendo no siempre tienes tiempo o no tienes las ideas porque estás en mil cosas o simplemente no haces manualidades, o no tienes costumbre de escribir, fotografiar, etc… Además crees que te acordarás de todo lo que hace tu bebe cada día, piensas que serás capaz de acordarte del día exacto en el que viste su primer diente, cuando intentó coger el sonajero sin éxito y cuando consiguió ponerse solito el chupete,… y tantas cosas que suceden en el día a día del bebé y de los padres.
    El tiempo pasa y deja memoria a grandes rasgos, desde luego que recuerdas muchas acciones de tus hijos, pero para siempre queda en tu corazón las huellas del bebé y del niño que tantas y tantas veces tuviste en tus brazos. Cuando se hacen mayores son ellos los que te envuelven; y como dice tu hermano “¿mamá dónde estas? ¡qué pequeña eres!”, claro, sois más grandes que yo. ¡Y tan feliz!

    Besos

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s