Hacer una plantilla para estampar una camiseta

¡Hola ovejitas!

Otra día que me lío y ya son las 12 de la noche en este lado del mundo.
Llevo preparando este vídeo varias semanas y, al final, siempre deprisa y corriendo. Y así me pasa, que cuando tengo que publicar y reviso el contenido, veo que podría haber dicho o hecho las cosas de otra manera, así que disculpadme si me repito como las cebollas o si no encuentro las palabras adecuadas.  Prometo intentar prepararme mejor para el siguiente.

Como no puedo grabar por la tarde o por la noche por temas de luz, habréis visto que me ha acompañado este pequeño personajillo que imita todo lo que hago. ¿Qué hay que enseñar la camiseta? La enseña. ¿Qué se la tiene que poner? Se la pone. Sin duda, ha sido la mejor colaboradora y me he reído mucho con ella. Os pondría todas las tomas falsas de Violeta saludando, diciendo adiós, charlando, etc, pero entonces esta entrada tendría otro título, así que… ¡en otra ocasión!

Espero que os guste y si queréis estampar vuestro nombre en una camisea, ved el vídeo entero, que he preparado una pequeña sorpresita.

¡Feliz martes!

DIY: Huella de bebé

¡Hola ovejitas!

Cuando Violeta nació, el propio hospital se encargó de tomar sus diminutas huella de los pies, plasmarla en un papel y dárnosla de recuerdo. Acabo de abrir la libreta del hospital y, al ver los pies tan pequeñitos que tenía, me he puesto un poco nostálgica, ¡eran tan pequeños!huella_violeta_1.jpg

Siempre quise plasmar su mano y, de hecho, quise hacer un DIY en el que haría yo misma la masa con harina, sal y agua, pero los días fueron pasando y acabé usando la sal extrafina que había comprado para hacer la manualidad, para cocinar.
Hace unos días, decidimos que ya había llegado el momento de plasmar su mano y compramos un pack de “arcilla” que incluía la masa (apta para bebés), el molde, el rodillo, una pajita y unos lazos. Esta opción me pareció mucho mejor que estar jugando a hacer “pan”.

No me enrollo más y os dejo con el vídeo de todo el proceso:

PD: Sí, soy un poco Flanders (como dice nuestro amigo Javi) y hablo en diminutivo. Y, sí, me invento palabras. Debe ser cosa de vivir en USA😅. Jejeje.

imgres

¡Feliz martes!

Halloween

¡Hola ovejitas!

Con motivo de Halloween, he decidido adelantar esta entrada y publicarla hoy, lunes :D.

Hace ya tres “Halloweenes” que aprendimos a tallar calabazas🎃 y, desde entonces, se ha convertido en costumbre decorar una para celebrar este oscuro y tenebroso día.
Con la calabaza de este año, me he complicado un poco y, tengo que reconocer, que la de Nacho es mucho más chula que la mía. Aunque, bueno, tenía ventaja, porque le compré un cuchillo especial eléctrico (tuturú)👀.

IMG_0932.JPG

Se supone que es un lobo aullando a la Luna, pero sólo se supone. En fin…

Mañana para nosotros, hoy para vosotros, llegarán los niños con su su típico “Trick or Treat!” y les daremos chocolatinas🍫 . Como, este año, Halloween coincide con un día laboral (sí, hay que trabajar 😞), no sabemos si van a venir muchos niños a la puerta, pero da igual, nos disfrazaremos igual. Estad pendiente de Instagram si queréis ver nuestros disfraces. ¿De qué os vais a disfrazar vosotros? Contadme, contadme.

Sin más dilación, me despido. Si no se os ocurre qué hacer durante el puente, aquí os dejo trabajo jiji.

Happy Halloween!

Mi experiencia de parto😬

¡Hola ovejitas!

En general, a todos los que hemos sido padres nos gusta hablar de ese momento tan emocionante que cambió nuestras vidas, el día que vimos a nuestro hijo por primera vez. Los primeros días, queremos hablar de ello; además, es muy común que todo el mundo pregunte. Después, poco a poco, nos centramos en otros temas como cómo duerme el bebé, cómo llevas la lactancia, si tiene cólicos, etc.

Hace unos meses, os comenté que os hablaría de mi experiencia de parto en Estados Unidos. Durante este tiempo, he estado dándole vueltas a si hacerlo o no y cómo hacerlo y, finalmente, he decido hacer un vídeo relatándolo. He intentado que no sea muy largo, pero ha sido algo difícil. Si os quedáis hasta el final, o adelantáis el vídeo, podréis ver los primeros minutos de vida de Violeta.

Por último, quiero deciros a las futuras mamás, aquellas que vais a vivir el parto por primera vez, que es normal que os inquiete el momento, pero pensad que en los hospitales lo tienen todo muy controlado y sólo quieren lo mejor para la mamá y el bebé. Si os asusta el dolor de las contracciones, pensad que cada contracción os acerca más a vuestro bebé y que duran sólo unas horas, luego cesan. En mi caso, a pesar de ser muy seguidas, las aguanté bastante bien. Lo peor fue el cansancio, porque me puse de parto a las 23.00. Y, bueno, lo realmente malo, en mi experiencia, fue el postparto.

Espero que os guste el vídeo. A mí me trae muy buenos recuerdos revivir el día que conocí a Violeta 💜. Volvería a vivirlo de nuevo😍.

¡Feliz martes!

 

Medio año con Violeta

¡Hola Ovejitas!

Como ya habréis visto por mis redes sociales, Violeta ha cumplido seis meses. Es increíble lo rápido que pasa el tiempo. Parece que fue ayer cuando estábamos de camino al hospital para conocer a nuestro bebé y, ¡fijaos, ya ha pasado medio año!

6meses.jpg

Estos seis meses, he descubierto un sinfín de cosas sobre mi bebé y, puedo afirmar que, nadie le conoce tan bien como yo.
Aunque suene a tópico, he descubierto otro tipo de amor. Este amor incondicional hace aflorar la parte más dulce de uno mismo, incluso cuando llora. La paciencia es otra de las virtudes que brota en todo su esplendor. Reconozco que, aunque siempre he tenido mucha paciencia con los niños, he tenido que aprender a tener mucha más. También, me noto más serena ante ciertas situaciones e intento sobrellevarlas con naturalidad.
De forma innata, he desarrollado una protección bestial hacia ella. También, he desarrollado un oído ultrasónico. Puedo escuchar a Violeta desde varios metros de distancia. No obstante, en alguna ocasión, mi cabeza ha escuchado llantos donde no los hay.
Otra de las cosas que he aprendido es a perder la vergüenza. Da igual donde me encuentre, si tengo que bailar para que Violeta esté contenta, bailo; si tengo que cantar, canto; si tengo que hacer el mono para que deje de llorar, lo hago. Todo vale por una sonrisa.

Violeta, a sus seis meses, es una niña muy risueña, cariñosa, mimosa y muy cotilla. Le gusta estar al tanto de todo y, sé que me diréis que como todos los bebés y, sí, pero os puedo asegurar que la contorsión que hace de cuello, para mirar lo que sucede a su alrededor, la he visto en pocos bebés.

IMG_0250.JPG

Podría seguir escribiendo infinidad de cosas sobre la maternidad y sobre Violeta, pero son las 00:48 y va siendo momento de retirarse.

¡Feliz martes!