Una rutina más divertida

¡Hola ovejitas!

Tras las vacaciones en España, imaginaba la vuelta a la rutina y, ¡buff! se me hacía cuesta arriba. Los días del mes de agosto se estaban haciendo un poco pesados por culpa del calor y tuve que improvisar un plan nuevo para no achicharrarnos bajo el sol. Por la mañana, piscina y, por la tarde, parque. A pesar de haber cambiado un poco la rutina, continuaba siendo bastante parecida a la de los meses anteriores y otra vez volvió esa sensación de “depresión postvacacional” (con lo a gusto que estábamos de vacaciones en España…).

IMG_9252_1.jpg

Unos días más tarde, mientras jugábamos en el parque, el destino quiso que Seguir leyendo

Viaje a Los Ángeles

¡Hola ovejitas!

Por fin, después de 5 meses y medio, he acabado de organizar las fotos del viaje a Los Ángeles que hicimos en abril.
Ese mes, estuvieron aquí mis padres y mi hermana para celebrar el cumpleaños de Violeta y aprovechamos para escaparnos unos días. Desafortunadamente, mi hermana no pudo acompañarnos porque tenía que volver a España (¡Jo!).

DSC07146.jpg

El viaje en coche fue algo largo, unas 9 horas en lugar 6, porque hicimos varias paradas para estirar las piernas y para que Violeta no mandara su sillita del coche a Seguir leyendo

40 segundos en mi casa

¡Hola ovejitas!

Hace casi tres años, os enseñé nuestro primer apartamento y hoy, os invito a dar un paseo rápido por las estancias de nuestro tercer hogar en USA.

-Ding, dong

-¡Adelante!

Como habéis visto, el estilo es más actual que el del apartamento anterior, pero los muebles no han variado tanto, siguen siendo los mismos.
En cuanto a decoración, sí, tenemos pocos objetos y cuadros. Una de las razones es que no nos gusta tener elementos decorativos que sobrecarguen los muebles, preferimos verlo despejado. Otra razón es que pensamos, y sabemos, que esta no va a ser nuestra casa definitiva, así que lo mejor es tener pocas cosas para  futuras mudanzas.

La habitación de Violeta que habéis visto en este vídeo y en el vídeo Baby Room Tour, ha tenido que ser modificada porque Seguir leyendo

Cuánto tiempo…

¡Hola ovejitas!

Siento mi ausencia, sé que me echabais de menos, pero no he tenido a penas tiempo, tampoco historias interesantes que contar (rutina, rutina y más rutina), para sentarme tranquilamente a escribir. Mi ordenador tampoco estaba pasando por un buen momento y me daba mucha pereza encenderlo.
Como mi ordenador ya está arreglado, iré retomando de nuevo la vida de bloguera. No prometo publicar todas las semanas (los martes), porque a veces me agobio, pero sí intentaré escribir cuando tenga algo interesante que contar. A ver si me pongo al día y os cuento como fue el viaje que hicimos a Los Ángeles en abril y de nuestros días en España en julio.

¡Feliz martes!

 

El colibrí 

Cuando veas un colibrí, un alma amada te vino a visitar.

Ese colibrí que se asoma por mi ventana eres tú, lo sé. No vienes todos los días, apareces en momentos claves para recordarme que sigues aquí y que sigues cuidando de nosotros.

La primera vez que apareciste, acababamos de mudarnos a Estados Unidos. Estaba sentada en el porche pensando dónde nos llevaría esta gran aventura americana y, de pronto quedé fascinada por tu alegre y veloz revoloteo. Te acercaste a mí durante unos segundos, me miraste y sentí algo mágico. No era un colibrí cualquiera.


Pasaron los meses, y no te volví a ver.

Aquel agosto de 2015, una maravillosa noticia llegó a nuestras vidas y ahí estabas tú de nuevo. Agitabas tus alas frente a aquel ventanal de un segundo piso sin flores. Te miré, sonreí y no pude evitar decirlo Seguir leyendo

Pista de patinaje en casa

¡Hola ovejitas!

¿Estáis aburridos en casa y no sabéis qué hacer? ¿Tenéis una habitación vacía y queréis hacer algo divertido con ella? ¿Vuestros hijos se han cansado de sus juguetes y ya nada les entretiene?

Seguid leyendo mi propuesta y lo pasaréis pipa toda la familia.

Crea una pista de patinaje artístico en casa

MATERIALES

  • Mopa
  • Detergente líquido para lavadora
  • Agua
  • ¡Ah, y un suelo!

INSTRUCCIONES 

  1. Humedece la mopa en agua y agrega un chorro de detergente (a cascoporro, sin miramiento).
  2. Pasa la mopa por la zona quede quieras convertir en pista de patinaje.
  3. Vístete con el atuendo adecuado, como una mallas, un chandal, maillot o tutú.
  4. Deslízate por el salón con unos calcetines.

Seguir leyendo