DIY: Huella de bebé

¡Hola ovejitas!

Cuando Violeta nació, el propio hospital se encargó de tomar sus diminutas huella de los pies, plasmarla en un papel y dárnosla de recuerdo. Acabo de abrir la libreta del hospital y, al ver los pies tan pequeñitos que tenía, me he puesto un poco nostálgica, ¡eran tan pequeños!huella_violeta_1.jpg

Siempre quise plasmar su mano y, de hecho, quise hacer un DIY en el que haría yo misma la masa con harina, sal y agua, pero los días fueron pasando y acabé usando la sal extrafina que había comprado para hacer la manualidad, para cocinar.
Hace unos días, decidimos que ya había llegado el momento de plasmar su mano y compramos un pack de “arcilla” que incluía la masa (apta para bebés), el molde, el rodillo, una pajita y unos lazos. Esta opción me pareció mucho mejor que estar jugando a hacer “pan”.

No me enrollo más y os dejo con el vídeo de todo el proceso:

PD: Sí, soy un poco Flanders (como dice nuestro amigo Javi) y hablo en diminutivo. Y, sí, me invento palabras. Debe ser cosa de vivir en USA😅. Jejeje.

imgres

¡Feliz martes!

Medio año con Violeta

¡Hola Ovejitas!

Como ya habréis visto por mis redes sociales, Violeta ha cumplido seis meses. Es increíble lo rápido que pasa el tiempo. Parece que fue ayer cuando estábamos de camino al hospital para conocer a nuestro bebé y, ¡fijaos, ya ha pasado medio año!

6meses.jpg

Estos seis meses, he descubierto un sinfín de cosas sobre mi bebé y, puedo afirmar que, nadie le conoce tan bien como yo.
Aunque suene a tópico, he descubierto otro tipo de amor. Este amor incondicional hace aflorar la parte más dulce de uno mismo, incluso cuando llora. La paciencia es otra de las virtudes que brota en todo su esplendor. Reconozco que, aunque siempre he tenido mucha paciencia con los niños, he tenido que aprender a tener mucha más. También, me noto más serena ante ciertas situaciones e intento sobrellevarlas con naturalidad.
De forma innata, he desarrollado una protección bestial hacia ella. También, he desarrollado un oído ultrasónico. Puedo escuchar a Violeta desde varios metros de distancia. No obstante, en alguna ocasión, mi cabeza ha escuchado llantos donde no los hay.
Otra de las cosas que he aprendido es a perder la vergüenza. Da igual donde me encuentre, si tengo que bailar para que Violeta esté contenta, bailo; si tengo que cantar, canto; si tengo que hacer el mono para que deje de llorar, lo hago. Todo vale por una sonrisa.

Violeta, a sus seis meses, es una niña muy risueña, cariñosa, mimosa y muy cotilla. Le gusta estar al tanto de todo y, sé que me diréis que como todos los bebés y, sí, pero os puedo asegurar que la contorsión que hace de cuello, para mirar lo que sucede a su alrededor, la he visto en pocos bebés.

IMG_0250.JPG

Podría seguir escribiendo infinidad de cosas sobre la maternidad y sobre Violeta, pero son las 00:48 y va siendo momento de retirarse.

¡Feliz martes!

 

Funda para el carrito de bebé

¡Hola ovejitas!

A medidados de agosto, empecé a observar que Violeta había crecido tanto, que ya a penas cabía en el cuco de su cochecito. Además, como empezaba a querer estar incorporada y a observar el mundo, tuve que empezar a pensar que debía sacar la sillita de paseo.
Y allí estaba yo, mirando una sillita negra, color cucaracha, el bicho que más odio en el mundo, y decidí que tenía que tunearla fuera como fuera.

La idea de hacer todo desde cero, me daba un poco de vértigo, así que busqué en internet el patrón y di con la web de “Patrones mujer”. Pagué 6€ por el patrón y, en cuestión de segundos, ya lo tenía listo para descargar y empezar a trabajar.

Durante 10 días, tuve la mesa del comedor empantanada: máquina de coser, telas, hilos, tijeras, alfileres…, pero por fin, acabé:

dsc02309

DSC02305.jpg

Aproveché que tenía el “taller de-sastre” desplegado para completar el cochecito con un saco. Cuando comience el frío, Violeta estará bien protegida. También hice otro igual para la maxicosi, que nos vendrá muy bien para cuando viajemos a España en Navidad.DSC02315.jpg
dsc02310

Si quieres ver el esquema que seguí para hacer el saco, pincha aquí.

Me encanta hacer cositas para mi bebé y verlas cada día. Estoy muy contenta con el resultado. Ahora, Violeta luce perfecta en su carrito.
IMG_8185.jpg

Por cierto, antes de que naciera Violeta dije que os enseñaría una foto de las dos vestidas a juego. La foto es de hace unos meses, pero mejor tarde que nunca. Pulsa aquí para vernos.

¡Feliz martes!

 

 

Un año contigo

¡Hola ovejitas!

El 4 de agosto hará un año que nos enteramos que íbamos a ser papás. Recuerdo ese momento con tanta intensidad, que parece que fuera ayer.

Aquel día, o más bien aquella madrugada (no pude dormir), los sentimientos estaban a flor de piel. La ilusión de hacer crecer nuestra familia y de sentir algo que había deseado desde hace tanto tiempo, se iba a reflejar en un cacharrito electrónico y sofisticado. No quise coger un test de embarazo sencillo, tanto si era negativo como positivo, quería leerlo, y no estar pensando en la posibilidad de que pudiera salir una segunda rayita confusa.

Llegó el momento, hice el test y pude leer claramente “pregnant” (embarazada en inglés). ¡Buff! No me lo podía creer, ¡por fin era real!

Tengo que reconocer que, aunque lo esperábamos con mucha ilusión, tuve que sentarme unos minutos en el baño antes de decírselo a Nacho para asimilar la noticia. Los nervios se habían apoderado de mí. Pensaba en la responsabilidad que es gestar un ser humano durante 9 meses y, posteriormente, criarlo toda la vida.

Desde ese mismo instante, hasta hoy/toda la vida, mi cabeza empezó a darle vueltas a una sola cosa: que todo vaya bien siempre.

Con motivo de este gran acontecimiento, he hecho un vídeo hablando de algunos de mis síntomas antes y después del test de embarazo. ¿Os preguntaréis que cómo puedo acordarme de los síntomas de antes? Y la respuesta es: cuando estás buscando un bebé, te fijas en todo, TODO, lo que sientes. Buscas cualquier síntoma que te haga sospechar que estás embarazada.

Espero que os guste el vídeo y la aparición estelar de mi invitada especial.

PD: se me ha olvidado mencionar el sueño que tenía las primeras semanas 😅. Me dormía en cada esquina 💤.
¡Feliz martes!

Collares de lactancia

¡Hola ovejitas!

Hace unas semanas, se me ocurrió una nueva manualidad: los collares de lactancia. Violeta estaba empezando a toquetear la cadena que llevo al cuello mientras comía o trataba de dormirse, y decidí que era el momento de hacer un collar que estuviera más al alcance de su mano.

IMG_0409_1.jpg

Las cuentas son de silicona, de la marca Blue Rabbit, y aptas para los bebés.
Yo las encontré en amazon USA, pero también las he visto, de otras marcas y formas, en Aliexpress España. Pulsa en los enlaces anteriores si estás interesado en adquirirlas.

Como muchos no sabréis para qué sirven estos collares, que tanto se han puesto de moda últimamente, os he hecho este vídeo explicativo.
Espero que os guste y que os animéis con esta manualidad tan sencilla.

¡Feliz martes!